martes, 9 de septiembre de 2008

DESPEGAMOS



Hola amigos:

Inauguramos este Blog, como la extensión natural de la tertulia Esmirna, que este curso académico inicia su segunda temporada. De la anterior ofreceremos un amplio reportaje en la revista digital de poesía "ibi oculus". Cuando esté listo os avisaremos y subiremos los enlaces, que quedarán en la parte derecha de esta página para que podáis consultarlos fácilmente.

En esta columna hemos añadido también información sobre nuestra trayectoria. Sólo reiterar que iniciamos este segundo asalto con dolor por la pérdida de Pedro Antonio Urbina, que nos dejó el 31 de julio pasado. También con agradecimiento por todo lo que supuso su amistad y magisterio. Él es el verdadero origen de este lugar y seguramente su principal valedor.

Al faltar PAU, hemos tenido que abandonar su mítico estudio, que durante años acogió importantes tertulias de cine y literatura, así como a gran cantidad de escritores y artistas jóvenes que allí buscamos su cercanía y consejos; y nos hemos cobijamos a la sombra del estupendo ambiente del Pub irlandés Joyce, en uno de los locales con mayor tradición de tertulias literarias en Madrid. Para los que tengáis curiosidad: www.jamesjoycemadrid.com/



En fechas próximas anunciaremos la convocatoria de nuestro primer encuentro del curso. Avisaremos también por email, pero no os confiéis amiguitos, porque las listas de distribución de los esmirnanos son todavía exiguas y nos llevará tiempo teneros a todos localizados electrónicamente. Así que estad atentos, y entrad de vez en cuando antes del primer viernes de octubre.

Os animamos a que participéis con nosotros asistiendo a los encuentros o posteando en los debates posteriores en el Blog.

Esperamos que la tertulia y el Blog sean de vuestro agrado.

Esmirna Team.

4 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Buenas, felicitaros por el éxito de la convocatoria. Me pareció por un lado muy liviano por no decir flojo, pero se tocaron temas interesantes. Yo que últimamente estoy leyendo lo último que se está publicando en el mundo editorial de poesía me ha parecido ver en el panorama uno de los temas que le lanzó Pablo a Luis Alberto respecto a la claridad. No solo la vieja guardia tiende a ser cada vez más claros, menos barrocos. Los jóvenes premiados en Adonais, por ejemplo, otros que se están consagrando pero con hueco como Quepa Murua,y podría decir muchos más, están por la claridad, por decir, cantar, etc de manera directa, clara, utilizando recursos poéticos, pero no enrevesando el verso. Tendríamos que meditarlo y apostar por ello. Es lo que se lleva y es a lo que se tiende. ¿Qué opináis?

plp dijo...

¿Nos podrías decir qué te pareció más flojo y qué más interesante? De lo contrario, es inmposible tratar de tener en cuenta estas impresiones de cara a mejorar o insistir en detereminadas cosas.

Por lo demás, no creo para nada que los jóvenes estén apostando por la claridad. A la vez que el libro de Murua ha surgido el de Mestre, y, en general, creo que se tiende a un cierto eclecticismo y a la pluralidad. Lo que le plantee a LAdC es que en su poética se daba esta transformación hacia la claridad, por emplear una terminología de su propio cuño.

En cualquier caso, más o menos llegábamos a la conclusión de que al final más que de claridad u oscuridad (que es poco menos que hablar de nada), de lo que se trata es de conmoción, o de que el poema se imponga, independientemente de la línea usada. LAdC puso algunos ejemplos, cada uno en su estilo.

Javier dijo...

En mi opinión, la claridad es un tanto engañosa. De hecho se pueden llegar a leer versos tan claros que rozan con el sinsentido, porque no parecen apuntar a nada. Creo que sería más acertado buscar fundar la poesía en la limpieza, más allá de las connotaciones morales del término. Limpieza: no escribir buscando provocar el efecto que habéis llamado conmoción, sino encontrándolo en lo (recién) escrito. Y aceptar honestamente este hecho y este juego. ¡Qué pena no haber escuchado los ejemplos de LAdC!

plp dijo...

Toltalmente de acuerdo en lo de la conmoción. Eso es lo que significa que "el poema se imponga".
Los ejemplos: Hierro, Valente, San Juan, etc.